Post-Fiestas

Comparte esta pregunta: 
Isabel

Hola Javier, me gustaría saber que tipo de dieta o alimentos puedo comer para contrarrestar el efecto de las copiosas comida de las navidades, o de alguna fiesta. Gracias

Hola Isabel,

 

Las Navidades, y al parecer, cualquier época festiva que se ligue con un mayor consumo de alimentos, tiene una repercusión más o menos notable en el peso de la mayoría de las personas 1,2.

 

A pesar de todo, las ganancias no suelen ser excesivas, y la pérdida posterior acostumbra a ser rápida y sencilla con la mera recuperación de los hábitos anteriores, sin necesidad de hacer ningún tipo de dieta especial. Olvídate de dietas milagro que prometan resultados rápidos y con pautas extravagantes, en la que muchos casos son peor la solución que el problema. Y quiero hacer hincapié en ello, ya que en esta época del año, al igual que antes y después del verano, surgen las propuestas más rocambolescas para perder peso.

 

Aunque vivimos en la Era de la impaciencia e inmediatez, y que normalmente buscamos soluciones rápidas, sencillas y milagrosas, antes que otras más consistentes pero prolongadas; hay que dejar claro que en el cuidado de la salud, la inmediatez no existe.

 

De igual modo, las propiedades “detoxificantes” que se les atribuyen a algunos alimentos o preparados, y sobre todo, la manera en la que se publicitan, forma más parte de la ficción que de la ciencia.

 

En la mayoría de los casos, dicho aumento peso no suele superar los 2-3 kilos, por lo que si la persona esta dentro de un peso “normal” y tiene un buen estado de salud previo, no recomendaría hacer ningún tipo de dieta estricta. No deberíamos de obsesionarnos por calorías, grasas, ni tampoco por “detoxificar” el cuerpo. Simplemente con recuperar hábitos sería suficiente para bajar de peso de forma progresiva en pocos días o semanas.

 

En cualquier caso, si nuestra alimentación previa no era del todo correcta, quizá es buen momento para comenzar a cambiarla.

 

Las pautas básicas que deberían proponerse para perder peso, son aquellas que deberíamos seguir durante el resto del año. Y entre ellas, muchas que se repiten hasta la saciedad, como aumentar el consumo de frutas y verduras, y eliminar alimentos superfluos altamente procesados ricos en azúcares, grasas y sal. No existen alimentos milagrosos que deban consumirse sí o sí en estos periodos, ni la piña, ni la alcachofa, ni los espárragos son la solución a esto de forma aislada.

 

De forma genérica, los consejos básicos serían los siguientes:

 

  • Consume al menos 2-3 piezas diarias de fruta, ya sea como postre después de las comidas principales, antes de la comida, o en almuerzos y meriendas. La forma de inclusión es indiferente.
  • La base de tu alimentación debe basarse en vegetales. Procura incluir de forma diaria tanto crudos como cocinados.
  • Los frutos secos al natural pueden incluirse en cantidades de 30g diarios. Son altamente saciantes, lo que nos permitirá alejar de nuestra dieta otro tipo de “picoteos”.
  • El agua debe de ser la bebida de elección prioritaria, dentro y fuera de las comidas. Tanto los zumos azucarados, batidos o bebidas alcohólicas, aunque sean de baja graduación, deberían pasar a un segundo plano.
  • Elige la versión integral de pan, pasta, arroz y otros derivados de cereales. Poseen un mayor contenido en nutrientes y fibra, lo que te hará saciarte antes y comer menos, y mantendrá la sensación de plenitud durante más tiempo.
  • Las formas de preparación de segundos platos prioritarias deberían ser plancha, papillote, horno, vapor, etc. Aunque si la guarnición es a base de vegetales, puedes preparar también otro tipo de guisos.
  • Acostumbra a dejar una ensalada como centro de mesa para picar durante las comidas.
  • Los postres lácteos azucarados, néctares, bollería, refrescos, pastelería, snacks salados, etc. deberían evitarse lo máximo posible, y dejarlos únicamente para ocasiones muy concretas.

 

 

Son consejos simples y quizá repetitivos, ya que todos los hemos escuchado en alguna ocasión. Sin embargo, aunque conozcamos la teoría, hasta que no la ponemos en práctica no surte ningún efecto

 

 

Un saludo,

Javier Tenas, Dietista-Nutricionista.

 

Pregunta al nutricionista

Este campo no se mostrará de forma pública.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Todos los campos con * son obligatorios.

Solapas verticales