Paleodieta

Comparte esta pregunta: 
Tania

Buenas noches Javier, qué opinas sobre las paleodietas y su uso en los deportistas? Un saludo!

Hola Tania,

 

Sin duda, uno de los planteamientos más de moda actualmente, aunque sus inicios datan de la década de los 80. La dieta paleolítica o paleo se basa en la premisa de que debemos consumir aquellos alimentos a los que estamos genéticamente predisupuestos o adaptados porque han sido consumidos durante miles de años durante la época pre-agrícola, y eliminar los que se han introducido en las últimas etapas de nuestra historia. De ese modo, esta dieta se compone principalmente por carne, pescado, marisco, huevos, frutos secos, raíces y frutas y verduras frescas; excluyendo las legumbres, cereales, leche y derivados, azúcares refinados y cualquier producto procesado.

 

Entre sus seguidores, este tipo de planteamiento se ha consolidado como un estilo de vida, y no sólo como un patrón alimentario, ya que se promueve una actividad física moderada e incluso ocasionalmente algún tipo de ayuno intermitente. En cualquier caso, hay que hacer una diferencia entre la mala adaptación que hacen algunos usuarios sobre este tipo de dieta, con lo que realmente es el concepto de nutrición evolutiva con una base científica detrás. El objetivo final no es reproducir el estilo de vida de nuestros ancestros, sino basarse en esa supuesta adaptación para elaborar las recomendaciones actuales.

 

A pesar de que en la actualidad no hay un consenso unánime sobre la distribución idónea de macronutrientes, ni entre este tipo de dieta ni a nivel general; usualmente, la dieta paleolítica suele caracterizarse por mantener un consumo ligeramente mayor de proteína a costa de disminuir los carbohidratos en comparación con el patrón actual de alimentación. Sin embargo, hay que recalcar que la principal característica de este tipo de dieta es la adaptación de los alimentos “aceptados” a nuestra alimentación diaria, más que mantener un estricto régimen de calorías y macronutrientes (proteínas, grasas e hidratos de carbono), que puede ser más variable.

 

Los principales inconvenientes que presuntamente se achacan a este tipo de dieta son la exclusión de ciertos alimentos con patentes beneficios, como pueden ser las legumbres o las leches fermentadas (yogur) entre otros; además de la dificultad de su seguimiento en el marco alimentario actual y la propia tradición culinaria. En contraposición, las ventajas más directas que aporta son la eliminación de productos con altas cantidades de sal, grasas trans y azúcares refinados. Por este motivo, la simple sustitución de una mala alimentación por una dieta paleo bien planteada, ya aportaría ciertos beneficios. Sin embargo, todavía dista y falta evidencia para poder clasificarse como la alimentación idónea.

 

En relación a su uso concreto en deportistas, a groso modo, podría adaptarse sin problema al ejerciente, siempre y cuando se tuviesen en cuenta las necesidades individuales propias del deportista, el tipo de deporte realizado, y la intensidad y tiempo del mismo. Como hemos indicado anteriormente, la dieta paleolítica es un marco alimentario más que una dieta cerrada, por lo que puede ajustarse a distintas situaciones.

 

Aunque no existe gran cantidad de estudios o evidencia sobre los beneficios de su uso, su gran popularización ha hecho que en los últimos años se profundice más sobre el tema. En este sentido, y como punto positivo, existen diversos ensayos que han relacionado la dieta Paleolítica con mejoría de pacientes con Síndrome metabólico y Diabetes tipo 2. Concretamente, dicha mejora es debida a un mejor del control de la glucemia, un aumento de la sensibilidad a la insulina, cambios favorables en el perfil lipídico (Colesterol total, LDL, HDL y triglicéridos) y la presión arterial 1,2,3,4.

 

Por tanto, la dieta Paleolítica podría ser utilizada en deportistas, siempre que se adapte al tipo de deporte e intensidad, con los diferentes requerimientos que ello conlleva. Además de poder aprovecharse de algunos de los beneficios anteriormente mencionados.

 

Un saludo.

Javier Tenas, Dietista-Nutricionista.  

Pregunta al nutricionista

Este campo no se mostrará de forma pública.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Todos los campos con * son obligatorios.

Solapas verticales