Dieta Vegetariana

Comparte esta pregunta: 
Sandra

Hola Javier. Sigo una dieta ovolactovegetariana y me gustaría  incorporar alimentos para asegurar el correcto funcionamiento de la tiroides. Gracias. 

 

Hola Sandra,

 

Si no existe ningún problema previo, una dieta ovolactovegetaria bien estructurada sería suficiente para mantener el normal funcionamiento de la tiroides. En cualquier caso, hay unas consideraciones generales que deben de tenerse en cuenta.

 

La tiroides es una glándula endocrina situada en el cuello que sintetiza diversas hormonas. Entre ellas, las más representativas son la T3 (triyodotironina) y T4 (tiroxina), que a su vez controlan el ritmo de muchas funciones corporales, como la “quema de calorías” por las células, la temperatura, o la velocidad de latido del corazón, entre otras.

 

En juego con éstas se encuentra la TSH (hormona estimulante de la tiroides), secretada por la hipófisis y regulada a nivel hipotalámico. Esta hormona se encarga de regular los niveles de hormonas tiroides en sangre mediante una retroalimentación negativa. Cuando se detectan niveles bajos de T3 y T4 en sangre, se libera más TSH, que consiguientemente incrementará la síntesis de T3 y T4.

 

Para que las hormonas tiroideas puedan sintetizarse se necesitan varias cosas, y entre ellas yodo, un mineral fundamental en su estructura. Este hecho hace patente el imprescindible papel que juega la alimentación en el correcto funcionamiento de la tiroides, ya que el yodo no puede sintetizarse por el cuerpo, y debe incluirse con la dieta.

 

El yodo se encuentra en el ambiente, a partir de donde puede migrar a plantas y animales, y posteriormente a los humanos a través de la alimentación. Debido a que el yodo se localiza distribuido de forma desigual en la Tierra, existirán zonas más predispuestas a las carencias de yodo que otras.

 

Por lo general, las zonas marinas poseen unas concentraciones considerables de este mineral, al igual que los animales y plantas que habitan en ellas. De ahí que el pescado sea una de las fuentes más populares de yodo, y la razón por la que en la antigüedad fuese habitual el bocio endémico en las zonas alejadas de la costa, por falta de consumo de estos alimentos. Este trastorno se encuentra asociado a la deficiencia de yodo en la dieta, y conlleva una hipofunción tiroidea.

 

A pesar de ello, el pescado y marisco no son la única fuente de yodo, sino que también pueden encontrarse cantidades interesantes tanto en los lácteos como en los huevos. De igual modo, un ingrediente que se utilizó como solución al problema del bocio endémico, y que todavía sigue consumiéndose de forma habitual es la sal yodada, una buena opción para suplementar dietas deficientes de yodo.

 

No podemos dejar de mencionar a las algas en este punto, que son sin duda, uno de los alimentos más ricos en yodo que existen. Sin embargo, este exceso de yodo puede llegar a convertirse en un inconveniente. Al igual que una deficiencia de yodo puede provocar un mal funcionamiento tiroideo, el exceso de yodo, paradójicamente, también puede llegar a disminuir la síntesis de hormonas tiroideas, entre otros problemas. Cabe mencionar que, una ración de algas puede suponer un consumo de yodo de hasta cientos de veces por encima de las ingestas de referencia recomendadas 1. Por consiguiente, deben consumirse con moderación.

 

En último lugar, también existen algunos alimentos con un cierto efecto bociógeno, que podrían disminuir el aprovechamiento biológico del yodo o afectar a la síntesis de las hormonas tiroideas. Esto se debe a algunos componentes de los alimentos, como los glucosinolatos de las coles, coliflor o brócoli; aunque también puede darse con otros alimentos como las cebollas, los espárragos, el trigo, la soja o el lino. En cualquier caso, estos alimentos solo representarían un problema claro si la ingesta de yodo es deficiente.

 

Un saludo.

Javier Tenas, Dietsita-Nutricionista.

Pregunta al nutricionista

Este campo no se mostrará de forma pública.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Todos los campos con * son obligatorios.

Solapas verticales