Alergia a la avena

Comparte esta pregunta: 
María teresa

Hola Javier me gustaria saber si la avena me puede dar alergia la tomo en bebida y en harina para el pan. Gracias.

Hola María Teresa,

 

Se entiende como alergia a toda aquella respuesta exagerada de nuestro sistema inmunitario frente a sustancias generalmente inocuas para la mayoría de las personas, y que erróneamente identifica como nocivas.  

 

Esta respuesta equivocada de nuestro sistema inmune da lugar a una serie de alteraciones y síntomas claramente perjudiciales, como inflamaciones, urticarias, etc. 

 

La sustancia “extraña” que es identificada por nuestro cuerpo y actúa como desencadenante de la respuesta inmune se le conoce como alérgeno. Por tanto, el alérgeno será aquella sustancia inocua para la mayoría de la población, pero que en una persona alérgica al mismo, provocará una reacción adversa mediada por la liberación de IgE, un tipo de anticuerpos.

 

En este caso, y debido a su composición, la avena, y al igual que la inmensa mayoría de los alimentos, es susceptible de poder provocar una alergia en un adulto predispuesto (actuar como alérgeno).

 

Cabe mencionar que no se nace alérgico, si no que es la predisposición genética de cada individuo en conjunto con diversos factores ambientales, los que determinan la afectación posterior de alergias para cada persona.

 

El primer paso para el desarrollo de una alergia es entrar en contacto con el alérgeno por primera vez, y en el cual no se producirán síntomas. A partir de aquí se desarrolla un proceso denominado sensibilización, que puede durar desde pocos días, hasta años. A partir de este momento, cada vez que la persona alérgica entre en contacto con el alérgeno le provocará síntomas.

 

Por consiguiente, las alergias alimentarias aparecen como resultado de un fallo en la tolerancia de nuestro sistema inmune, principalmente a causa de una combinación de factores, entre los que se encuentra la edad, la genética, la permeabilidad intestinal, la presencia-cantidad y tipo de alérgeno, etc. Cuando esta tolerancia falla, nuestro cuerpo producirá anticuerpos (IgE) frente a ese alimento, que se unirán a los mastocitos (localizados en piel y mucosas) y basófilos (localizados en sangre). Cada vez que nuestro cuerpo entre en contacto con el alérgeno-alimento, éste se unirá a los anticuerpos (IgE), y activará los mastocitos y basófilos provocando la liberación de histamina y otras sustancias inflamatorias que provocarán la respuesta alérgica y síntomas característicos.

 

Debes entender que aunque la avena, o parte de sus componentes, puedan comportarse como alérgenos en algunas personas, eso no implica que sea en toda la población, independientemente de su ingesta. Los desencadenantes que llevan a una sustancia a comportarse como alérgeno para una persona y no para otra son muy complejos, y todavía no bien establecidos, pero dependen directamente de las condiciones individuales, como predisposición genética, exposición al alérgeno, otros factores ambientales, etc.  Se estima que las alergias alimentarias afectan únicamente a entre el 1 y 3% de la población general.

 

Por ello, es muy probable que aunque tu ingesta de avena sea moderada, no desarrolles ningún tipo de alergia frente a este alimento, por lo que podrías consumirlo con total tranquilidad durante el resto de tu vida. Si por el contrario, con el paso del tiempo sientes algún tipo de reacción adversa o síntoma, deberías consultarlo con tu médico.

 

Si quieres más información sobre alergias alimentarias puedes consultar este enlace, o este libro de las enfermedades alérgicas de la Fundación BBVA.

 

 

Un saludo.

Javier Tenas, Dietista-Nutricionista.

Pregunta al nutricionista

Este campo no se mostrará de forma pública.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Todos los campos con * son obligatorios.

Solapas verticales