Alimentos ricos en Omega-3

Consume alimentos ricos en Omega-3 como pescados azules o nueces. Este tipo de ácidos grasos son esenciales y no se sintetizan en el organismo, por lo que tenemos que incorporarlos en la dieta.