Comparte esta entrada del blog: 

Soluciones para acabar con la obesidad infantil (OMS):

LA OBESIDAD INFANTIL SOCAVA EL BIENESTAR FÍSICO, SOCIAL Y PSICOLÓGICO DE LOS NIÑOS Y ES UN CONOCIDO FACTOR DE RIESGO PARA LA OBESIDAD Y LAS ENFERMEDADES NO TRANSMISIBLES EN LA EDAD ADULTA. ES IMPERATIVO ACTUAR AHORA PARA MEJORAR LA SALUD DE ESTA GENERACIÓN Y LA SIGUIENTE.

 

Así de rotundo termina el último informe de la Comisión de la OMS dirigido a acabar con la obesidad infantil en el mundo. Y no es para menos, si tenemos en cuenta la incidencia que actualmente representa este tipo de problema en nuestra sociedad, y los problemas posteriores que acarrea.

 

Tras contemplar el nefasto panorama que rodea esta situación, la OMS, y tras años de trabajo en esta línea, ha elaborado una serie de recomendaciones para combatir con mayor eficacia la obesidad en la infancia y adolescencia.

 

Advierten que no existe ninguna estrategia que de forma aislada pueda frenar la creciente epidemia de obesidad. Por tanto, para acabar con ella, y concretamente dentro del ámbito infantil, es imprescindible abordarla desde diferentes áreas y espacios temporales (embarazo, lactancia y primera infancia).

 

 

Estableciendo unos objetivos concretos sobre ellas:

 

-  Transformar el entorno y las pautas sociales obesogénicas.

  • (Actuamos sobre los puntos 1 y 2)

 

-  Reducir el riesgo de obesidad prestando atención a las etapas fundamentales del curso de la vida.

  • (Actuamos sobre los puntos 3, 4 y 5)

 

- Tratamiento de los niños obesos para mejorar su salud presente y futura.

  • (Actuamos sobre el punto 6).

 

 

RECOMENDACIONES:

 

- Aplicar programas integrales que promuevan la ingesta de alimentos sanos y reduzcan la ingesta de alimentos malsanos y bebidas azucaradas entre niños y adolescentes.

 

-  Aplicar programas integrales que promuevan la actividad física y reduzcan los comportamientos sedentarios en niños y adolescentes.

 

  • El 81% de los adolescentes no alcanzan los 60 minutos diarios de actividad física recomendada.

 

  • La actividad física puede reducir el riesgo de diabetes, enfermedades cardiovasculares y cáncer, y mejorar la capacidad de los niños de aprender, así como su salud mental y bienestar.

 

-  Integrar y fortalecer las orientaciones para la prevención de la enfermedades no transmisibles con las pautas actuales para la atención pregestacional y prenatal a fin de reducir el riesgo de obesidad infantil.

 

  • La atención que las mujeres reciben antes, durante y después del embarazo tiene repercusiones profundas para el desarrollo y la salud posteriores de sus hijos.

 

- Ofrecer orientaciones y apoyo al establecimiento de una dieta sana y de pautas de sueño y actividad física durante la primera infancia a fin de que los niños crezcan de forma adecuada y adquieran hábitos saludables.

 

  • La lactancia materna es fundamental para un desarrollo, crecimiento y nutrición óptimos del lactante.

 

- Aplicar programas integrales que promuevan entornos escolares saludables, conocimientos básicos en materia de salud y nutrición y actividad física en niños y adolescentes en edad escolar.

 

-  Ofrecer a niños y jóvenes con obesidad servicios para el control del peso corporal que reúnan diversos componentes y se centren en la familia y en la modificación del tipo de vida.

 

 

 

 

Dietista-Nutricionista

Javier TENAS GONZALVO

 

Traslada tus dudas y consulta al nutricionista

Suscríbete a nuestro blog