Comparte esta entrada del blog: 

LA SANDÍA, SINÓNIMO DE HIDRATACIÓN Y FRESCURA EN VERANO

Existen pocos alimentos tan fuertemente ligados a la época veraniega como es la sandía, o al menos a esa imagen de alimento refrescante para utilizar en los momentos más calurosos. Por este motivo, os traemos al blog en esta ocasión, un recopilatorio de recetas dirigidas a la temporada veraniega. Pero no todo ello sin antes mencionar sus propiedades nutricionales.

 

PROPIEDADES NUTRICIONALES

 

La sandía es una de las frutas con mayor contenido en agua, sino la que mas, con un porcentaje cercano al 95%, hecho que se refleja en su bajo aporte calórico, con apenas 20 Kcal, y su alto poder hidratante y refrescante. Las pocas calorías aportadas son responsables de los azúcares simples que contiene, ya que entre proteínas y grasas apenas alcanzan el 0,5% del total. En este caso, la fibra no es especialmente abundante, pudiendo encontrar cantidades superiores en otras frutas.

 

Su contenido vitamínico y mineral es menos abundante que en otros alimentos de origen vegetal, aunque podemos destacar su contenido en carotenoides. Estos compuestos con acción pro-vitamina A se convertirán en vitamina A activa en nuestro organismo según las necesidades, además de actuar como pigmento rojizo. Dentro de estos carotenoides, se acentúa la cantidad de licopeno,  reseñable por su acción antioxidante, y que se ha correlacionado con menores incidencias en algunos tipos de cánceres, como el de próstata. En relación a los minerales, el mayoritario sigue siendo el potasio, al igual que otras frutas aunque en menor concentración. Éste mineral es necesario para la transmisión del impulso nervioso, para mantener el equilibrio hídrico en la célula, y el correcto funcionamiento neuro-muscular.

 

Existen además otros compuestos minoritarios como la citrulina, un aminoácido que se encuentra en cantidades elevadas en la sandía, y que fue aislado por primera vez de éste alimento. Este compuesto forma parte del ciclo de la urea, mecanismo por el cual el amoniaco (producto tóxico del metabolismo proteico) es transformado en urea, compuesto neutro y no tóxico en el hígado.

 

RECETAS

 

1. Brocheta crapesse de sandía

 

Brocheta de queso y sandía que puede utilizarse tanto en forma de postre como de original entrante. La combinación con diferentes tipos de quesos frescos otorga gran variabilidad a este plato.

 

2. Sopa de sandía con plátano

 

Licuado de sandía con rodajas de plátano que puede utilizarse como postre. Una forma diferente de introducir la fruta en los niños y se acostumbren a los sabores.

 

3. Sorbete de sandía

 

Uno de las formas más refrescantes de prepararla. Sin embargo, incorporamos una cantidad moderada de azúcar en su preparación, por lo que recomendamos utilizarla en ocasiones especiales.

 

4. Sandía con reducción de vino

 

Sorprende a tus invitados con esta original preparación de postre.

Dietista-Nutricionista

Javier TENAS GONZALVO

 

Traslada tus dudas y consulta al nutricionista

Suscríbete a nuestro blog