Comparte este alimento: 

La Almendra

La almendra es la semilla del fruto del almendro, a diferencia de otras frutas, no se come el mesocarpio (parte carnosa generalmente en las drupas) sino la semilla que se encuentra dentro del endocarpio. La semilla se halla envuelta con una fina película de color marrón, y protegida por una cáscara que puede ser dura o blanda según la especie. Del mismo modo, y en relación con lo anterior, existen tanto variedades dulces como amargas; dentro de las dulces se pueden encontrar tanto de cáscara dura como cáscara blanda, mientras que las amargas sólo existen de cáscara dura.

El origen de su cultivo se localiza en Asia, a partir de donde se extendió a Roma y Grecia, y como en otras ocasiones, estos lo difundieron por Europa y posteriormente los europeos lo trasladaron hasta América. Actualmente, el mayor productor de almendras es Estados Unidos, con cifras notablemente superiores al resto, y seguidamente España, concretamente, las autonomías de la cuenca mediterránea, Aragón y Castilla de la Mancha.

EL ALIMENTO

Como es habitual en el resto de las semillas, al tratarse de un cuerpo capaz de dar origen a una nueva planta, posee una concentración de nutrientes y energía muy elevada. En este caso, 100 gramos de almendra nos aportarían alrededor de 580 Kcal, una alta densidad calórica otorgada principalmente por grasas (en un porcentaje del 54%), de las cuales, la mayoría son insaturadas y beneficiosas. A su vez, también contiene cantidades interesantes de proteína y sobre todo de fibra, carbohidratos no digeribles que nos ayudarán a regular el tránsito intestinal, el colesterol sanguíneo, la saciedad y la glucemia. Concretamente, 100 gramos de almendras representan el 33% de la cantidad Diaria Orientativa (C.D.O) para este nutriente. Como excepción de otros alimentos de origen vegetal, su porcentaje en agua es bastante reducido, no alcanzando ni el 6% del total de su composición.

En relación con los micronutrientes, podemos hacer una mención especial a algunas vitaminas que se encuentran en mayor cantidad, tales como Riboflavina (B2), Biotina (B8), Ácido fólico (B9), y vitamina E. Esta última es una vitamina liposoluble con acción antioxidante, y que se encuentra en cantidades bastante superiores al 100% de la C.D.O., factor a tener en cuenta para la prevención de la oxidación del colesterol LDL, hecho que en conjunto con el favorable perfil lipídico de la almendra, pueden ejercer una acción cardioprotectora. Al mismo tiempo, los minerales mas representativos son el magnesio, fósforo, potasio, zinc, hierro y calcio.

EL INGREDIENTE

El consumo mas habitual o frecuente de almendras es en forma de aperitivo, ya sean tostadas al horno, fritas o crudas. Aunque también pueden formar parte de otros platos como ingrediente secundario, siendo común encontrarlas en ensaladas o salsas. Pero estos no son sus únicos usos, dentro de la gastronomía española forman una parte importante dentro del mundo de los postres o dulces, siendo un ingrediente fundamental para turrones, mazapanes, almendras garrapiñadas, helados, y tartas como la tarta de Santiago.

¿SABÍAS QUE...

... Las almendras amargas contienen un compuesto amigdalósido (amigdalina) que en contacto con la saliva puede convertirse en ácido cianhídrico, un potente tóxico. Sin embargo, las cantidades presentes en las almendras no son elevadas y el consumo necesario para provocar problemas es muy alto.

... Una vez peladas es recomendable conservarlas entre 0 y 10 ºC y en lugares con baja humedad para que no se estropeen, además, también se puede controlar la concentración de oxígeno y dióxido de carbono para evitar su oxidación?

RECETAS

Manzana con toffee de nueces

Bacalao confitado con almendras y nueces

Primavera de frutos secos

Brownie de chocolate