Comparte este alimento: 

5 cosas que deberías saber sobre EL KIWI

El kiwi procede de una planta trepadora de la familia Actinidiaceae, que puede alcanzar entre los 8 y 9 metros de altura. Su origen se localiza en la zona de China, donde se utilizaba como planta medicinal desde el 300 a.C, aunque no alcanzó valor frutal y ornamental hasta el 1200 d.C. No fue hasta principios del siglo XX cuando se  exportó a Nueva Zelanda, actualmente uno de los lugares de mayor producción, y donde obtuvo su nombre actual “kiwi”, al apreciar una cierta similitud entre la fruta y un ave no volador típico de la zona, también conocido como “kiwi”. En la actualidad, Italia lidera la producción mundial de kiwi, seguido por países como Chile, Grecia, Japón, EEUU y la ya mencionada Nueva Zelanda.

 

Este fruto de forma ovalada, se caracteriza por presentar una piel de color marrón/amarillenta con unos típicos pelillos que la recubren, siendo los responsables de su peculiar aspecto. La pulpa es de color verde brillante y con multitud de pequeñas semillas que se localizan alrededor de un corazón blanco.

 

 

VALORES NUTRICIONALES

 

Para más información nutricional, puedes consultar el siguiente enlace.

 

 

RECOMENDACIONES DE COMPRA Y CONSERVACIÓN

 

A la hora de su compra, se recomienda elegir aquellos ejemplares más turgentes y sin ablandamientos por golpes o magulladuras.

 

Su conservación en casa puede realizarse a temperatura ambiente durante 15 días, o en refrigeración hasta un mes. En el caso de frutos muy inmaduros, puede acelerarse su maduración introduciéndose en bolsas junto a manzanas o peras más maduras; de este modo utiliza el etileno (hormona de maduración) de estas frutas, para su propio uso.

 

 

RECOMENDACIONES DE CONSUMO

 

El uso habitual del kiwi es como fruta fresca, cortado en rodajas o por mitades y comido con cuchara, aunque también es muy común utilizarlo en postres con fruta, como macedonias, tartas, o confitados. También suele utilizarse para la elaboración de zumos, batidos o granizados, y que gracias a su sabor acidulado dan un estupendo resultado.

 

 

¿SABÍAS QUE...

 

... Aunque esta fruta es originaria de China, este país no se encuentra entre sus mayores productores a nivel mundial?

 

 

RECETAS

 

Gelatina de kiwi

 

Un postre sencillo y muy atractivo, sobre todo para los más pequeños. Si quieres reducir el contenido de azúcar, puedes utilizar edulcorantes, o incluso probarlo únicamente con el sabor típico de la fruta, sin adiciones.

 

Salmón con compota de kiwi

 

Uno de los usos menos comunes del kiwi, es para acompañar carnes o pescados en forma de salsas. Sin embargo, con la receta adecuada, puede sorprenderte. Te dejamos ésta de salmón con compota para que lo pruebes.

 

Batido de manzana con kiwi

 

Sin duda, los batidos a base de fruta son de lo más refrescante, y si además utilizas una fruta cítrica o con toque ácido, todavía se potencia más.

 

Tarta de queso con kiwi

 

Es habitual acompañar las tartas de queso con frutos rojos, gracias a la buena combinación del sabor suave de la crema con el ácido intenso de la fruta. Sin embargo, si no eres un amante de los frutos rojos, quizá te interese esta nueva combinación.