Comparte este alimento: 

5 cosas que deberías de saber sobre LA PIÑA

La piña ha sido y es, una de las frutas tropicales más representativas y consumidas durante las fechas navideñas; aunque gracias a la globalización alimentaria, poco a poco, se ha hecho hueco fijo en los estantes de fruta de los supermercados durante todo el año.

 

Pertenece a la familia de las Bromeliáceas, nombre del que deriva una de sus enzimas más características, la bromelina, con acción proteolítica (capacidad de romper las proteínas en aminoácidos o péptidos).

 

Esta fruta es originaria de América del Sur, concretamente de Brasil; lugar donde fue encontrada por los colonizadores europeos. Sin embargo, en la actualidad se cultiva también en Estados Unidos, México, China y Tailandia, entre otros.

 

 

VALORES NUTRICIONALES

Para más información nutricional, puedes consultar el siguiente enlace.

 

 

RECOMENDACIONES DE COMPRA Y CONSERVACIÓN

 

A la hora de su compra, elegiremos aquellos ejemplares que:

 

  • No presenten magulladuras y golpes en la superficie.
  • Posean una textura compacta y sin ablandamientos, aunque debe ceder ligeramente a la presión.

 

Para comprobar su grado de madurez:

 

  • Huele la base de la piña y comprueba que posee el olor dulzón, característico de esta fruta cuando está madura.
  • Evalúa el color de las brácteas u hojas. Cuando viran a tonos anaranjados en las puntas, podemos asegurar que están maduras, aunque el fruto tenga todavía la superficie ligeramente verde. Al tratarse de una fruta no climatérica, no madura bien tras la recolección, por lo que es de vital importancia recolectarlas cuando alcanzan el grado de madurez deseado.

 

En su conservación en casa debemos controlar principalmente la temperatura, ya que le afecta drásticamente. Temperaturas por debajo de 7ºC pueden provocarle alteraciones y deterioro, por lo que la guardaremos fuera de la nevera en un lugar fresco y seco, mientras no esté abierta. Si la cortamos o pelamos, es necesario introducirla en nevera y consumirla lo antes posible.

 

 

RECOMENDACIONES DE CONSUMO

 

Sus aplicaciones en cocina son muy diversas; desde el consumo como fruta fresca, en forma de zumos o jugos, para la elaboración de postres, o incluso utilizada en platos conjuntamente con otros ingredientes salados, como marisco o carne. Su textura y sabor característico le otorgan esta alta capacidad de combinación que tiene la piña.

 

 

¿SABÍAS QUÉ...

 

... La planta de la que procede se le conoce como Ananás, cuya traducción original por los indígenas americanos significaba "fruta excelente"?

 

... La variedad de piña "baby" es originaria de Sudáfrica y posee un sabor y aroma mayor a la piña tradicional?

 

 

RECETAS

 

Brocheta de cerdo, piña y manzana

 

La piña, al igual que la manzana o la pera, pueden cocinarse y dar un estupendo resultado. En este caso, una brocheta de cerdo con piña a la plancha.

 

Ensalada de espirales, piña y langostinos

 

La piña es un ingrediente clásico de las ensaladas de pasta. Prueba a combinarlo también con langostinos y un poquito de verdura fresca.

 

Salmón con salteado de espárragos y piña

 

El toque ácido del limón suele utilizarse para aromatizar y dar sabor a los pescados y mariscos. Pero... ¿Has probado con piña?

 

Escalopines con salsa de piña

 

El sabor ácido de cítricos, frutos rojos, e incluso piña, marida bien con ciertas carnes. Aquí te proponemos unos escalopines con una salsa a base de piña.

 

Pay de piña

 

Si eres un amante de los postres, no dejes de probar este rico pay de piña.