Comparte este alimento: 

5 cosas que deberías de saber sobre LA CARNE DE POLLO

La carne de pollo es la obtenida del ave Gallus gallus domesticus, sacrificado a un máximo de 5 meses de vida, con un peso que ronda entre 1 y 3 Kg. En la actualidad, debido a su creciente consumo se cría de forma intensiva en granjas, llegándose a convertir en una de las especies de ave más numerosa del planeta. Pero esto no ha sido siempre así, su domesticación y consumo se inició en Asia Meridional hace 4500 años, aunque ha sufrido muchos altibajos a lo largo de la historia, hasta que a partir del siglo XVI se comenzó a estabilizar e incrementar su consumo.

 

Según la forma de cría podemos diferenciar 2 tipos:

 

  • Cría industrial o de granja. Es la más utilizada y se caracteriza por conseguir un engorde rápido mediante la alimentación por pienso; solución a la gran demanda existente.

 

  • Cría rural. Se realiza en espacios abiertos, con alimentación por grano y que da lugar a un producto más sabroso, con carne mas tersa y menos grasa, pero con un coste y tiempo de obtención más elevados.

 

Existen además más clasificaciones en función de otros factores como la edad de sacrificio, sexo y castración;

 

  • Pollo picantón (sacrificio a un mes de vida y 500g),
  • Pollo coquelet (sacrificio cuando alcanza 0,5-1 Kg),
  • Pularda (hembra castrada y de gran peso),
  • Capón (macho castrado y de gran peso).

 

 

VALORES NUTRICIONALES

 

 

Para más información nutricional, puedes consultar la sección “El alimento” dentro del siguiente enlace.

 

 

RECOMENDACIONES DE COMPRA Y CONSERVACIÓN

 

A la hora de la compra de piezas enteras:

 

  • Evitaremos aquellos ejemplares con manchas o coloraciones anómalas o verdosas.

 

  • La piel debe ser lisa, turgente y uniforme, tanto en textura como en color. Evita aquellos con piel de consistencia pegajosa.

 

  • Los ejemplares deben estar bien desarrollados, independientemente de su tamaño, con muslos y pechugas redondeados.

 

  • Evita aquellos que presenten las puntas de las alas oscurecidas.

 

 

Su conservación en casa se realizará siempre en refrigeración o congelación, y se aconseja consumirlo rápidamente si lo mantenemos en refrigeración; más si son cortados en piezas. Mientras que en congelación puede aguantar medio año aproximadamente. Su cocinado debe ser completo para eliminar la posible salmonella presente.

 

 

RECOMENDACIONES DE CONSUMO

 

Aunque hace unos años el pollo era un alimento reservado para festivos o Navidad, y representaba un consumo más limitado; a día de hoy, es una de las carnes más consumidas y con mayor variedad de recetas.

 

Dentro de las preparaciones más conocidas y consumidas se encuentra el típico pollo al horno con guarnición, aunque también puede presentarse frito, guisado, a la parrilla, o troceado para incluir en ensaladas, bocadillos, sándwiches o pizzas.

 

Sus huesos son comúnmente utilizados para la elaboración de caldos, mientras que sus vísceras o menudillos, ricos en vitaminas y grasa, se consumen fritos, a la plancha o en distintas preparaciones.

 

Tal es su consumo, que podemos encontrar incluso líneas de restaurantes de comida rápida especializados en pollo frito y sus derivados; las cuáles se han extendido desde Estados Unidos al resto del mundo.

 

 

¿SABÍAS QUE...

 

... El color de la carne de pollo se ve directamente influenciado por la alimentación y dependerá de su contenido en carotenos?

 

... Las carnes blancas (pollo) tienen menor cantidad de mioglobina y hierro que las carnes rojas, y que dicha mioglobina es la responsable del color rojo característico de la carne?

 

... Por lo general, las carnes blancas tienen menos grasa y purinas que la carne roja, pero también menos hierro y jugosidad?

 

 

RECETAS

 

Pollo salteado con sésamo

 

Si te faltan ideas para salir de las típicas recetas de pollo a la plancha o rebozado, te dejamos una receta más elaborada para que puedas disfrutar del pollo de un modo diferente.

 

Empanadillas de pollo con curry

 

Puedes utilizar la carne de pollo para multitud de rellenos, como es el caso de estas empanadillas con un toque de curry. Una receta que puedes congelar y sacar para momentos de urgencia.

 

Rulos de pollo rellenos de manzana, queso y mostaza

 

Si eres de los que les gusta sacar el máximo de partido a sus platos y hacer recetas para sorprender, no dejes de guardarte esta. Un rulo de carne de pollo con una gran jugosidad y sabor aportado por la manzana y el queso.

 

Si quieres acceder a decenas de recetas de pollo, no dejes de visitar nuestra sección de recetas.