Comparte este alimento: 

5 cosas que deberías de saber sobre LA ACELGA

La acelga es un vegetal perteneciente a la familia de las Amarantáceas, típica de climas templados. Posee unas hojas grandes de color verde brillante con nervaduras que nacen desde el tallo. Sus pecíolos o pencas suelen ser anchos y carnosos, y con color variable en función de la variedad, desde blanco, amarillento o rojizo.

 

Las primeras referencias la sitúan en las costas Mediterráneas de Europa y África, lugares con clima templado y mínima variación de temperatura, ideal para esta planta que se ve muy afectada por los cambios térmicos ambientales. Los documentos más antiguos que datan de ella son del siglo V a.C., cuando los griegos la utilizaban en la cocina. Los árabes fueron los primeros en usarla en medicina, achacándole propiedades medicinales y terapéuticas. Actualmente, se cultiva en diversos países europeos como España, Francia, Italia, Holanda, Bélgica o Alemania, además de en una amplia zona de América del Norte.

 

 

VALORES NUTRICIONALES

 

 

Para más información nutricional, puedes consultar la sección “El alimento” dentro del siguiente enlace.

 

 

RECOMENDACIONES DE COMPRA Y CONSERVACIÓN

 

A la hora de su compra, debemos prestar especial atención a su aspecto superficial:

 

  • Elegir siempre aquellas con hojas brillantes, no marchitas, ni blandas ni con rastro de deterioro por insectos.

 

  • Evitar aquellos ejemplares con hojas muy grandes y ásperas, de color amarillento, y con tallos fibrosos, ya que indica que está a punto de florecer.

 

Su conservación en casa puede realizarse en frigorífico y también congelada, para lo cual debemos realizar un escaldado previo.

 

 

RECOMENDACIONES DE CONSUMO

 

La forma más común de consumirla es cocida con o sin patata y aceite de oliva, aunque puede utilizarse en otras preparaciones como sopas, con bechamel, rebozada o en forma de guarnición.

 

Las pencas son también muy versátiles en la cocina, y se pueden acompañar con queso y jamón en forma de libritos, o rebozadas.

 

 

¿SABÍAS QUE...

 

... Para evitar que en la cocción las hojas queden demasiado blandas y las pencas duras, se recomienda cocerlas de forma separada para adaptar unos tiempos idóneos a cada una?

 

 

RECETAS

 

Rape con papillote de acelgas

 

Aunque estamos habituados a comer la acelga como primer plato, también pueden servir como una estupenda guarnición para carnes y pescados. Si quieres aprovechar todo su aroma y sabor, el papillote es la forma perfecta de cocinarlas.

 

Pencas de acelga rellenas de paté

 

Las pencas de acelga pueden ser muy versátiles en la cocina gracias a su textura firme. Si no las has probado solas, prueba a rebozarlas o con esta deliciosa receta con paté.

 

Rollo de ternera con acelgas y champiñones

 

Las acelgas también pueden servir como un jugoso relleno. Prueba con esta combinación de ternera y champiñones.