Comparte este alimento: 

5 cosas que deberías de saber sobre EL BESUGO

Los pescados y mariscos son una de las opciones más recurridas en los meses de invierno, y dentro de este gran grupo, el besugo es una de las elecciones más acertadas, aunque también más caras. El besugo (Pegellus bogaraveo) también se conoce como besugo rojo, común, voraz, bogazo, y es un pez perteneciente a la familia de los espáridos, con cuerpo ovalado y muy compacto, una cabeza corta, boca pequeña y ojos muy grandes; de aquí el refrán “tienes ojos de besugo”. Este tipo de besugo es de un inconfundible color rojizo en la zona del dorso y aletas, pero se distingue del resto de espáridos por una mancha negra difusa que surge en la zona superior de la aleta pectoral y cruza su cuerpo en forma de línea.

 

A pesar de que este pescado puede consumirse durante todo el año, es a partir de Octubre hasta Marzo cuando alcanza su mayor calidad. Es un pez que habita tanto en el mar Mediterráneo como en las costas europeas bañadas por el Atlántico, y suele encontrarse a profundidades moderadas entre los 400 y 700 metros de profundidad, salvo los ejemplares jóvenes, también llamados panchos o panchitos, que pueden localizarse en zonas costeras a unos 40m de profundidad.

 

 

VALORES NUTRICIONALES

 

 

Para más información nutricional, puedes acceder al siguiente enlace.

 

RECOMENDACIONES DE COMPRA Y CONSERVACIÓN

A la hora de su compra, nos fijaremos en los parámetros básicos de frescura del pescado:

 

  • Debe presentar un olor agradable, no amoniacal.
  • Los ojos tienen que encontrarse ligeramente abombados.
  • La textura debe de ser firme pero flexible.
  • La superficie debe presentar un color brillante, y con una capa de humedad sin turbidez.

 

 

RECOMENDACIONES DE CONSUMO

El besugo es uno de los pescados más apreciados en la gastronomía española, destacando su presencia en las preparaciones navideñas. Tanto es así, que algunas comunidades han adaptado recetas propias de besugo, bautizándolas con los nombres propios de cada zona, como el besugo a la madrileña, donostiarra o cántabra. También existen otras recetas más extendidas por toda la península, como el besugo a la sidra, a la sal o al horno; formas fáciles de prepararlo, y con las que se puede apreciar el delicado sabor de su carne compacta. Tanta ha sido la repercusión de esta especie en nuestra gastronomía, que incluso se inventó un utensilio para su preparación, la besugera.

 

Uno de los principales inconvenientes de su preparación es el contenido en espinas, que puede resultar incómodo para personas mayores y niños, por lo que resulta conveniente limpiarlo bien antes de presentarlo en el plato.

 

¿SABÍAS QUE...

... Existen otras especies similares como el Pagellus acarne, también conocido como besugo blanco o aligote, que resulta muy difícil de distinguir durante las etapas iniciales de su vida?

 

... El besugo es un hermafrodita protandrio, se desarrolla sexualmente primero como macho, y posteriormente, en una fase más adulta como hembra?

 

RECETAS

 

Besugo al jerez

 

Besugo con verduras

 

Las preparaciones al horno, junto con verduras variadas, son una de las formas en las que más se aprovecha el sabor y la textura del besugo. Un toque de vino blanco, y las especias al gusto, son el colofón para este gran plato.