Nutrición infantil

Comparte esta pregunta: 

Hola, mi pregunta es sobre la nutrición infantil. Tengo un hijo de 14 meses y empieza a comer ya de todo. Quería saber como combinar los alimentos a lo largo de la semana y dependiendo de sí es comida o cena para que tengan unas proporciones equilibradas. Gracias.

Hola Mónica,

 

Me alegra ver como te preocupas por la alimentación de tu pequeño, y más si nos fijamos en las últimas y alarmantes tasas de obesidad en la población infantil. En este caso, debo decirte que no sólo es importante qué incluir en la dieta sino cómo incluirlo, ya que de ésta última dependerá el surtido que le gustará en un futuro. Primero voy a hablarte un poco de como introducir los nuevos alimentos, o como motivar su alimentación en esta etapa y luego veremos como debe ser una alimentación para considerarse equilibrada, o al menos que pautas debes seguir.

 

A partir del año, con la incorporación de huevo y pescado, la alimentación del niño ya comienza a parecerse a la del adulto, al menos en su composición, aunque las preparaciones sigan adaptadas a él. No olvides que es la época de jugar y probar cosas nuevas, por eso, es el momento oportuno para que se familiarice con los utensilios de cocina y que utilice sus manos para comer algún alimento sólido. Los alimentos triturados que eran comunes en su alimentación empiezan a abrir paso a otros de consistencia sólida de fácil masticación como plátano maduro, arroz cocido, etc., lo cual presenta un gran cambio para el. Siempre que sea posible debes intentar combinar los horarios para que coincida con toda la familia en la mesa, en ésta época, los niños tienden a mimetizar las acciones de los adultos que lo rodean, por lo que, vosotros seréis su ejemplo a seguir durante los próximos años, tanto en grupos de alimentos como en educación y comportamiento.

 

Una vez que hemos hablado de como introducir los alimentos, vamos a ver cómo debemos alimentarle para que no tenga carencias de ningún tipo, y crezca fuerte y sano. Como ya hemos dicho anteriormente, su alimentación no dista tanto de la del adulto, por lo que las pautas utilizadas en una alimentación equilibrada serán muy similares. Entiende que no es imprescindible un control estricto o "dieta" sobre su ingesta, sino más bien, que a groso modo y de una forma global su alimentación sea sana y equilibrada. No pasa nada por que no tolere algún alimento en concreto, si por el contrario consume del resto de alimentos de ese grupo; además, si los vamos introduciendo de forma original, poco a poco acabará aceptando todos.

 

Para que tengas información mas detallada de los alimentos y sus raciones estimadas, te dejo una guía de Recomendaciones para seguir un menú semanal variado y equilibrado. Los cereales y leguminosas (arroz, trigo, pan, pasta, patatas, etc.), las verduras, frutas y hortalizas deben ser la base fundamental de su dieta. Sin embargo, también hay algunos alimentos que, debido a su relación directa con la obesidad y problemas cardiovasculares, mantendremos bajo control. Éstos son aquellos ricos en azúcares, grasas saturadas y trans, que ya se establecen como consumo esporádico en todas las guías nutricionales. Desgraciadamente, son alimentos muy atractivos para los niños, y los medios de comunicación bombardean con mensajes dirigidos a los más pequeños para atraer su atención. No podemos hacer nada contra esto, pero si en su regulación dentro de su alimentación. Para ello, no debemos ofrecer en ningún caso alimentos de este tipo ni tenerlos a su alcance en casa, aunque por el contrario, no se lo negaremos si ya han caído "accidentalmente" en sus manos. De este modo conseguiremos que ellos vean estos alimentos como consumo ocasional y esporádico aunque no mediante la prohibición, que sólo causaría más atracción por su parte.

 

Una de las dudas más comunes y recurrentes a partir del año, es el tema de la leche y la lactancia materna. Todos aquellos niños alimentados con lactancia materna, no necesitan tomar ningún otro tipo de leche, aunque pasado el año pueden hacerlo si lo desean, incluso combinar lactancia materna con leche de vaca, además se pueden incluir distintos derivados lácteos como yogures, quesos o cuajadas. De todos modos, la leche sigue teniendo un papel importante en su alimentación y procuraremos incluirla al menos en 3 tomas diarias, que podrían ser desayuno, merienda y cena.

 

Espero que todos estos consejos te ayuden a solventar dudas y mejorar la alimentación de tu bebe, para que crezca sano y sin ningún tipo de carencia. Y recuerda que el principal objetivo de todo esto es crear unos hábitos alimentarios saludables a largo plazo.

Un saludo para los dos. Javier Tenas – Nutricionista y Dietista.

Pregunta al nutricionista

Este campo no se mostrará de forma pública.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Todos los campos con * son obligatorios.

Solapas verticales