Dieta Low Carb o baja en Hidratos de carbono

Comparte esta pregunta: 
Angela

Hola Javier. ¿Es cierto qué para adelgazar no se puede comer arroz, pasta y pan durante al menos 15 días? He sido deportista profesional y me encuentro con grandes problemas para adelgazar. Gracias. Un saludo.

Hola Ángela,

 

Primero decirte que tu caso, no es un caso aislado. El deporte de alta competición no solo conlleva un intenso régimen de ejercicio y gasto calórico, sino también un exhaustivo control de la alimentación; lo que hace estar al deportista que lo practica en un estado de forma óptimo. Con el cese de la práctica deportiva o la disminución de ésta, el gasto calórico asociado también decrece, además de que pueden adquirirse algunos hábitos alimentarios menos recomendados por la falta de presión competitiva, o incluso mantener la ingesta previa (más elevada). En cualquier caso, es relativamente probable que tras abandonar el deporte de competición, si no se mantienen unas ciertas pautas, haya cambios en la composición corporal más o menos patentes.

 

Por otro lado, también hay que considerar que durante los años de intenso entrenamiento, el deportista genera diversas adaptaciones metabólicas positivas, y entre ellas algunos mecanismos que podrían favorecer el ahorro energético; algo que puede ser contraproducente para la ganancia de peso si se cesa de forma repentina el nivel de actividad y los cuidados de alimentación 1.

 

Ahora bien, en relación al tema de la alimentación sin arroz, pasta y pan. Probablemente, el tipo de dieta que comentas se asemeje a un planteamiento Low Carb, o dieta baja en hidratos de carbono para la pérdida de peso. El arroz, pasta y pan, son alimentos en los que predomina este nutriente, y que en conjunto con la reducción de otros como la patata, daría lugar a un tipo de alimentación baja en carbohidratos.

 

 

DEFINICIÓN LOW CARB o DIETA BAJA EN CARBOHIDRATOS

 

Actualmente, las recomendaciones alimentarias europeas recomiendan que entre el 45 y 60% de la energía de la dieta debería provenir de los hidratos de carbono 2. Por consiguiente, suele considerarse como Dieta baja en hidratos de carbono (Low Carb) a aquella que proporciona menos de un 45% de la energía a través de este nutriente; aunque esto puede variar en función de los autores.

 

No hay que confundir la dieta baja en carbohidratos con la dieta cetogénica. La dieta cetógénica es aquella que contiene cantidades de hidratos de carbono extremadamente bajas, dando lugar a la generación de cuerpos cetónicos. Por tanto, mientras que todas las dietas cetogénicas son bajas en hidratos de carbono, no todas las dietas bajas en hidratos de carbono son cetogénicas.

 

 

La Dieta Low Carb se está estudiando para su uso en pacientes con Diabetes tipo 2, o pérdida de peso, entre otras.

 

Con respecto a su utilidad para la pérdida de peso, recientemente se ha publicado una gran revisión que aúna la mayor parte de la evidencia científica actual sobre este tipo de dietas, y sobre la que vamos a sacar las conclusiones. Low-carbohydrate diets for overweight and obesity: a systematic review of the systematic reviews.

 

Los autores de estudio encontraron que a pesar que las revisiones incluidas de baja calidad mostraron mayores pérdidas de peso para las dietas bajas en carbohidratos en comparación con las dietas bajas en grasa, conforme aumentaba la calidad de las revisiones, estos efectos se atenuaban hasta mostrar poca o ninguna diferencia.

 

Tomadas en conjunto, las dietas bajas en carbohidratos parecen tan efectivas como las dietas bajas en grasa para perder peso. Ambas dietas aplicadas en sujetos libres pueden inducir una pérdida de peso de entre 3 y 10 kg. Si bien es cierto que las bajas en carbohidratos pueden aumentar el colesterol LDL (malo), y disminuir los triglicéridos.

 

Por otro lado, tampoco se encontraron diferencias entre las dietas bajas en hidratos de carbono y las dietas “equilibradas”, a un mismo nivel de calorías.

 

En relación al tiempo de tratamiento, generalmente se refieren a entre unos pocos meses hasta 2 años; por lo que 15 días es un periodo extremadamente corto de tiempo. En el caso que comentas, los posibles cambios notables en esas 2 semanas de tratamiento son más achacables a la disminución de los niveles de glucógeno corporales, que a la pérdida de grasa, por lo que el peso se recuperará con relativa facilidad cuando se reincorporen los alimentos eliminados.

 

En resumen; una dieta de exclusión de 15 días, podría hacerte bajar de peso, sin embargo es un parche temporal que se acabará recuperando, independientemente del tipo de tratamiento seguido. En este caso, eliminar pan, arroz y pasta durante 15 días no es una estrategia eficaz para perder peso y mantenerlo a largo plazo.

 

Por otro lado, las dietas bajas en carbohidratos parecen eficaces para la pérdida de peso, al igual que las hipocalóricas equilibradas, o las bajas en grasa; sin embargo, debes de tener en cuenta que en la mayoría de las ocasiones se recupera, al menos, parte de peso perdido.

 

Te recomendaría que te pusiese en contacto con un Dietista-Nutricionista colegiado para que te preparase un plan a largo plazo y llevase tu seguimiento; es el modo más eficaz y seguro para perder peso de forma adecuada y con garantía.

 

Un saludo.

 

Javier Tenas, Dietista-Nutricionista.

 

Pregunta al nutricionista

Este campo no se mostrará de forma pública.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Todos los campos con * son obligatorios.

Solapas verticales