Judías verdes más tiernas

Si deseas conseguir unas judías verdes tiernas y sin hebras, la mejor opción es eliminarlas antes de cocerlas con un pelador. Eliminando las puntas y desechando las fibras de los laterales.