Comparte esta entrada del blog: 

Los consejos que no quieres escuchar en Navidad

Seamos claros, la época navideña es un auténtico desastre cuando nos referimos a comer correctamente, mantener la dieta o controlar el peso; y en parte, es bastante comprensible. Estos días, las celebraciones familiares o con amigos son siempre alrededor de una mesa, y la comida es un punto indispensable.

En esta ocasión, y como en muchas otras, la comida y la bebida forman parte de un acto social, y desde SimplySano también somos conscientes de que hay que disfrutarlo. Por eso mismo, a continuación vamos a ofreceros unos consejos muy simples, para todas aquellas personas, que aun sin hacer grandes limitaciones, quieren que estas vacaciones no repercutan tanto ni en la talla de la ropa, ni en sus bolsillos.

 

1. También se puede beber agua

El vino, el cava, la sidra y el champán parece que remplazan al agua durante todas estas comidas y cenas. Recuerda que el contenido calórico de estos es bastante elevado, así que no olvides ofrecer agua y dejarla en la mesa para quién quiera beber con ella. Además, es una buena idea abrir las botellas de una en una, conforme se vayan gastando; seguramente nos condicionará a beber menos y guardar alguna para la siguiente comida.

 

2. Cocina para tus asistentes, no para más.

Sabes perfectamente quien va a venir a cenar a casa, y seguramente el apetito de cada uno. Procura adaptar lo mejor posible las raciones para no cocinar para el doble de personas. Las comidas que se hacen estos días son notablemente más calóricas, y aunque ese día lo comamos, así nos evitamos tener restos para los días siguientes.

 

3. Turrones y dulces en buffet libre, no por favor.

Una de las partes más esperadas de la comida es el postre, y en ésta época no es para menos, con los turrones y polvorones. Al igual que con las botellas, no abras todos los que tienes en casa y los saques a la mesa; puedes hacer una selección previa y servirlos en una bandeja de plata. Utiliza raciones normales; si alguien quiere repetir, siempre se puede sacar más.

Recuerda también que las frutas secas son muy típicas de estas fechas, y que pueden servirse en conjunto dentro de la bandeja de los turrones.

Servir algo de fruta como piña o papaya antes de los turrones, también es una forma de reducir el consumo de estos.

 

4. Entrantes ligeros

Ya que el segundo plato suele ser bastante copioso, podemos hacer los entrantes algo más ligeros. Esto no es sinónimo de aburrido o dieta; un poco de marisco, setas, ensaladas completas, ahumados, ibéricos o endibias, pueden ser unas opciones muy adecuadas.

 

5. El ritmo de la comida

Es un día de fiesta, relájate, come tranquilo y mastica despacio. Haz pausas y habla con tus familiares y amigos durante la comida, y entre cada plato. Seguramente te saciarás antes, y te sentirás igual de bien.

Y, ¿Por qué no?, salir a pasear con la familia después de la comida, no sólo nos servirá para bajar la comida, sino para quemar un poco esas calorías extra.

 

Pero ante todo, ¡Disfrutad!.

Desde SimplySano os deseamos unas Felices Fiestas.

 

 

Dietista-Nutricionista

Javier TENAS GONZALVO

 

Traslada tus dudas y consulta al nutricionista

Suscríbete a nuestro blog