Comparte esta entrada del blog: 

Las legumbres; también en verano

No son pocos los beneficios para la salud que se atribuyen a este grupo de alimentos, de hecho, una reciente revisión realizada por el Centro de Análisis de la Evidencia Científica de la Academia Española de Nutrición y Dietética concluye:

 

 

 

 

 

 

  • El consumo diario de legumbres podría asociarse con una disminución del riesgo de padecer enfermedad isquémica del corazón.

 

  • El consumo de legumbres de forma regular (a diario) puede ayudar en el control de la hipertensión arterial, tanto en hipertensos como en normotensos.

 

  • El consumo de un surtido de legumbres variadas, puede ayudar en la disminución del colesterol LDL.

 

  • El consumo diario de legumbres podría asociarse con una disminución del riesgo de padecer cáncer colorrectal.

 

  • La inclusión de legumbres de forma habitual en dietas de adelgazamiento puede que se traduzca en una mayor pérdida de peso.

 

  • El consumo de legumbres regular (a diario) puede que ayude en el mantenimiento del peso corporal.

 

Sin embargo, para obtener estos beneficios, y a pesar de que las guías alimentarias actuales suelen recomendar consumir entre 2 y 4 raciones a la semana; dichos efectos se observan a partir de 4 raciones semanales.

Por tanto, ¿por qué no seguir consumiéndolas de forma habitual también en verano? No necesariamente tienen por qué incluirse en la forma de copiosos guisos a los que estamos acostumbrados. Las ensaladas, o purés de legumbres también son válidos aunque sean raciones menores.

Hoy hemos recopilado en SimplySano, una serie de recetas diferentes, para que no dejes a las legumbres de lado este verano. Tu salud te lo agradecerá.

 

 

Falafel de lentejas

Este antiguo plato de origen indio consiste en una croqueta a base de guisantes, habas o garbanzos. Puede ser una opción excelente para introducir legumbres en los más pequeños.

 

 

Hamburguesa de garbanzos con espinacas

Si no lo has conseguido con el falafel, la hamburguesa de garbanzos es otra opción interesante para incluir las legumbres en la alimentación de los niños que más se resisten.

 

 

Humus de lentejas

Este plato originario de Oriente Medio se elabora principalmente a partir de garbanzos, aunque en este caso os damos una variante con lentejas. Si nunca lo has probado, no dejes pasar la oportunidad de cocinar esta estupenda crema de legumbres. 

 

Recuerda que también puedes combinarlo con otros ingredientes, como en este Humus con pulpo.

 

 

Ensalada templada de garbanzos

No podemos dejar de lado uno de los platos más comunes de esta época; las ensaladas. Prueba esta combinación de verduras, hortalizas y garbanzos. Un plato más refrescante que no te defraudará.

 

Si los garbanzos no son tu legumbre favorita, prueba con la Ensalada de judías, o la Ensalada de lentejas.

 

 

Crema de garbanzos y zanahoria

Por último, te dejamos una estupenda crema de garbanzos y zanahoria. Aunque como bien se dice, en la variedad está el gusto, y para los amantes de las lentejas os presentamos otra diferente. Puré de lentejas con comino y chips de zanahoria

 

 

Si te has quedado con ganas de más, no dudes en revisar este estupendo RECETARIO, conformado por 49 recetas de legumbres elaboradas por Dietistas-Nutricionistas.

 

 

 

 

Dietista-Nutricionista

Javier TENAS GONZALVO

 

Traslada tus dudas y consulta al nutricionista

Suscríbete a nuestro blog