Comparte esta entrada del blog: 

INFORME DE CONSUMO ALIMENTARIO ESPAÑOL 2017

A pesar de que los canales con más venta de alimento siguen siendo los hipermercados y supermercados en conjunto, esto puede variar según el tipo de alimento buscado. Las tiendas tradicionales siguen compitiendo con estos en un volumen similar de ventas para los productos frescos.

Hace unas semanas hablábamos de los resultados de la Encuesta Nacional de Salud publicada en Junio; hoy, nos referimos a los datos del Informe de Consumo Alimentario, presentados el 3 de Julio de 2018.

El Informe del consumo de alimentación en España es un documento elaborado por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, con el objetivo de recoger una información completa del hábito de consumo de los hogares españoles.

En él, no solo pueden consultarse los datos del pasado año, sino que también marcan una cierta tendencia al tomar como perspectiva años anteriores; de dónde pueden sacarse conclusiones e información interesante.

 

La evolución del gasto económico en alimentación ha sido fluctuante durante los últimos años, sin embargo, la tendencia desde 2014 parece creciente; situándonos actualmente en valores similares a los gastos de 2009-2010.

 

 

A pesar de que los canales con más venta de alimento siguen siendo los hipermercados y supermercados en conjunto, esto puede variar según el tipo de alimento buscado. Las tiendas tradicionales siguen compitiendo con estos en un volumen similar de ventas para los productos frescos.

 

A la hora de elegir el establecimiento de compra, la cercanía sigue siendo el factor más importante para el consumidor, seguido de los buenos precios, ofertas y calidad de los productos.

 

Los alimentos que más contribuyen al gasto total derivado de la cesta de la compra son las carnes, el pescado, los lácteos y otro tipo de alimentos procesados.

 

 

Una vez finalizada la compra, llega el momento de consumirla. Para consultar las tendencias gastronómicas, podemos evaluar el ranking de platos más preparados y consumidos por los españoles que se destaca en el gráfico anterior. Tanto la ensalada verde, como la ensalada de tomate son dos platos muy recurrentes en la gastronomía española, al igual que la pizza, que se sitúa en el segundo lugar. La carne más consumida es la de pollo, seguida del lomo de cerdo. Dentro de los pescados, la merluza es el favorito. De igual modo, la pasta, en forma de sopa, macarrones o spaguetti, también se localiza entre los alimentos más consumidos por los españoles.