Comparte esta entrada del blog: 

ES ÉPOCA DE CASTAÑAS, ¿SABES CÓMO PREPARARLAS?

Una de las costumbres gastronómicas más características de la época otoñal son los puestos de castañas. Ese peculiar olor a castañas asadas que se desprende de los puestos de castañeros, en los que se reparten cucuruchos calientes en las frías tardes de los meses de Octubre, Noviembre, Diciembre y Enero.

A pesar de esta agradable tradición, no son unos frutos muy consumidos en casa. Su dificultad para pelarlas o prepararlas hacen que las dejemos un poco de lado en la rutina cotidiana. Por eso mismo, hoy os traemos unos trucos para facilitar su uso en la cocina, o enseñar como tratarlas a aquellas personas que no las han cocinado nunca en casa y quieren obtener unos resultados similares a los de los puestos ambulantes.

Antes de meternos en los fogones, vamos a recordar que se tratan de un fruto seco un tanto peculiar en su composición. A diferencia de otros, su contenido graso no es excesivamente elevado, sustituyéndolo por hidratos de carbono, y por tanto, con un aporte calórico relativamente menor. Para conocer más datos sobre su composición, historia, su uso en la cocina y otros datos curiosos os dejamos este enlace.

Empecemos desde su adquisición en el punto de venta. Para elegir los mejores ejemplares podemos fijarnos en algunos parámetros básicos como su aspecto superficial, el cual debe ser brillante y sin defectos externos en la corteza. Al mismo tiempo, procuraremos elegir aquellos frutos con un mayor peso en relación a su tamaño. Una vez en casa se pueden conservar a temperatura ambiente en un lugar fresco y seco durante algunos meses. Aunque si queremos alargar todavía mas su conservación, se pueden congelar tras su pelado.

 

CASTAÑAS AL HORNO

 

  1. Se suelen utilizar raciones de 100 gramos por persona.
  2. Antes de introducirlas al horno se realizan unas pequeñas incisiones con el cuchillo sobre la corteza para evitar que estallen.
  3. Precalienta el horno a 180 ºC.
  4. Sazona un poco antes de meterlas al horno.
  5. Introduce los frutos secos en una bandeja y déjalos durante 30 minutos, girándolas a los 15 minutos. También puedes utilizar 200 ºC durante 20-25 minutos.
  6. Para pelarlas cuando las saques del horno puedes cogerlas con un trapo y aplastarlas con unos ligeros golpes para desprender la corteza.

 

CASTAÑAS AL MICROONDAS

 

  1. Una forma rápida de preparar castañas con buenos resultados.
  2. Realiza un corte sobre la cáscara de la castaña e introdúcelas en un recipiente apto para microondas.
  3. Calienta durante 3 minutos a una potencia de 800w.
  4. Sácalas del microondas y sazónalas.

 

CASTAÑAS EN SARTÉN

 

Si dispones de sartén con agujeros es la mejor opción y con la que se consiguen los mejores resultados. En caso contrario puede hacerse en una sartén normal.

  1. Realiza una pequeña incisión en forma de cruz con un cuchillo sobre la cáscara de la castaña.
  2. Calentamos a fuego medio, ya que queremos que se tuesten sin que lleguen a quemarse.
  3. Vamos girando las castañas y mantenemos a fuego durante unos 10-15 minutos.
  4. Las retiramos cuando la cáscara se haya ennegrecido y el fruto presente un color amarillo intenso.
  5. Retiramos de la sartén y sin dejar que se enfríen vamos quitando la cáscara.

 

Aunque estas recetas son algunas de las más tradicionales, también se pueden elaborar cocidas e introducirlas en multitud de platos, elaborar pastas o purés con ellas tras cocerlas y triturarlas, utilizarlas como pastas en postres mezcladas con azúcar o mermeladas, etc.

¡Esperamos que las disfruten!

Autor: Javier Tenas – Nutricionista y Dietista.

 

Dietista-Nutricionista

Javier TENAS GONZALVO

 

Traslada tus dudas y consulta al nutricionista

Suscríbete a nuestro blog